lunes, 11 de junio de 2012



Actualidad y enfado.

Ahora me trastean que se puede vivir
sin anillos
sin abonos de plata en el chaleco
sin humo prohibido
sin idiomas raros
sin martinis
sin paraguas
sin deudas a interés compuesto
ni solomillos a lo arguillano.

Ahora van con el bulle bulle
de la vida menesterosa
de las paredes monacales
y los yogures blancos,
de agarrar el momento
las sonrisas del amigo
y las hostias de la flores.

Ya no importa el futuro
solo debo disfrutar el ahora
ni un paso más,
si acaso
y con cuidado
 recuerdos de lebrillo,
pero el futuro no,
eso es pasado - y contradictorio -
antiguo,
ya no se  cuñan la garantías
en los supermercados.

- ¡Qué sí, hombre , que sí!
que me has convencido,
que no sé bien quien coño sois,
ni dónde estáis,
pero no me llaméis más a la hora de la siesta.

Y si tanto os gusta coger,
¡que os den...!

sábado, 2 de junio de 2012




Es lo que tiene La Mancha, apenas pisamos junio y los colores verdes de los campos caen como hojas de otoño; poco mas de dos meses, mientras la siembra tira, el horizonte es cántabro y llano. Hoy paseo y el campo se ha dorado,  las espigas cabecean - entre cansadas y dormidas - bajo el sol pesado de la mañana, las jaras florecen en amarillo oloroso, las correhuelas - algunas rosadas-  pintan las raíces de los pinos, la higuera sigue verde y fruta dos o tres higos, un colorín se mueve entre gorriones; pero se ha ido el verde, es lo que no tiene La Mancha. (Tampoco veo patos)


en la Pulgosa,
un solo colorín
entre gorriones.