lunes, 18 de julio de 2016




Hace calor, viene en olas, sin espuma sin romperse reflexivamente,  un sol sin sombra, sin cobijo natural, avisado.
El mapa de España en las noticias de las tres lo pintan todo de rojo, como una venganza bolchevique, aún queda el norte atrincherado en el naranja, pero no consuela, no hay donde huir, solo aquí, escondido del tiempo con las ventanas cerradas y un aire de invierno que nos vende iberdrola.

dieciocho de julio,
el mapa de España
en rojo.